sábado, 26 de abril de 2014

Adictos a la escritura: El personaje

Este mes en Adictos a la escritura la consigna consistía en hacer un relato que tenga de protagonista a un personaje con características ya dadas. Sin mas preámbulos, mi relato:

Ella y Él


No quería hacerlo diferente.

Había mentido. Le había mentido a su madre, descaradamente; le había mentido a la única persona que la amaba.

Antes había habido alguien mas.

Él no era perfecto, pero ella lo hizo todo por él.

Jamás la perdonaría.

Subia por los escalones de la entrada de su nuevo colegio. Detestaba su pelo amarillo, el resultado del intento de su mamá de hacerla rubia para que nadie la reconozca. Pero quería su pelo castaño de vuelta, quería volver a ser la chica que había sido hacia seis meses. 

No se arrepentía.

Pero le dijo a su madre que si. Lloro y le imploro que la perdonara, que perdonara su delito, le dijo que juntas podrían huir y empezar de nuevo. Una segunda oportunidad.

Mentía.

Ella no quería una segunda oportunidad para empezar de nuevo y hacer las cosas diferentes. Quería hacerlo todo otra vez. Quería volver a ser la chica que solo había conocido el amor de una madre que no era su madre en realidad, quería volver a sentarse en el fondo del aula y esperarlo. Porque se iban a volver a encontrar.

Y eso era lo que estaba haciendo. En la otra punta del mundo. Donde nadie la conocía-ni a ella ni a su historia. Aun tenia miedo, pero ya se había cansado de esperar.

Cuando su madre dijo que la entregaría, ella amenazo con contarle a todo el mundo su secreto. Que todos vieran la clase de madre que era. Esa amenaza fue suficiente para que su madre accediera a fugarse con ella. Aunque ella la odiaba, necesitaba ser amada por alguien.

Entro en el aula y se sentó en el fondo. Miro por la puerta, porque sabia que se acercaba. 

En su antigua vida, ella tenia otro nombre y otro aspecto. Él no estaba enamorado de ella, pero siempre estaba a su lado. La defendía si alguien la molestaba. Ella le contó el secreto de su madre: que era una asesina. Él no la había delatado. Ella lo amo tanto que termino lastimandolo.

Entro un chico al aula, pero no era Él. Él había sido el último en entrar ese día. Cuando ella lo vio, no paso nada. No sintió nada. Él se sentó en la fila de al lado, ni siquiera la miro. Parecía tan lejano.

Ella le había dicho todo. Como descubrió que su madre no era su madre biológica. Su madre, una mujer que había matado a su propio hijo cuando este era un bebé en un ataque de furia. Que hizo todo lo que le fue posible para recuperarlo.

Al punto que mato a una chica y le quito a su hija del vientre. Literalmente.

Cuando su madre recupero a su niña, la nombro Isabel. Isabel, como la madre biológica. 

Pero no pensaba en si misma como Isabel. Ella era una chica que había herido a la única persona que quería. Porque él no la amaba. Y lo único que quería era ser amada. Quería un amor puro, no el amor manchado de sangre su madre. 

Él le dijo que estaba enamorado de alguién mas. Así que ella, naturalmente, la elimino. Pero Él la descubrió. En el acto. Ella huyo antes de que Él reaccionara, todavía veía el dolor, la ira y la decepción en su rostro.

Ella y su madre huyeron. Consiguieron nuevas identidades y cruzaron el mar. Habían pasado meses, y ahora ella lo recuperaría. Recuperaría su amor. Volverían a ser amigos. Pero esta vez, Él la amaría.

Un chico entro en el aula.

Era Él.

Cuando lo vio, perdono a su mamá. Entendía lo que se sentía querer recuperar lo que era irrecuperable.Su mamá lo había conseguido. Con ella. E Isabel haría lo mismo. Él chico al que amaba; no importaba si algún día la quería, jamas la perdonaría. Pero podía hacer todo otra vez. Con un nuevo chico. Y cuando lo vio lo supo-de la misma manera que su mamá lo supo cuando vio a su progenitora embarazada de ocho meses-ese era el chico. El nuevo Él.

Él se sentó en la fila de al lado. Lo haría otra vez. Podía volver a amar y ser feliz.

No hay nadie que sea irreemplazable. 

No estoy al ciento por ciento satisfecha con el resultado, pero me gusta. La idea se entiende. Aparte Isabel me recuerda un poquito a Yuno Gasai (si vieron Mirai Nikki ya saben porque). Me gustaría desarrollarlo mas en el futuro, porque no me entro toda la historia que quería poner. Y también me gustaría conocer la historia de la madre de Isabel, por curiosidad, nada mas.

8 comentarios:

  1. ¡Hola! ¡Tu relato es impactante! ¡Arrebatador! Creo que aunque no fuera su madre biológica, Isabel encontró a alguien con quien compartir su vida, o fue que su nacimiento tan cruel, la marcó para siempre. Realmente una pena.
    Cuando veas el relato de Nemi, encontrarás ciertas cosas que hacen pensar que es la misma Isabel, realmente es muy curioso porque también Jldurán y Antonio le pusieron una característica que coincide en sus dos relatos a Isabel. Y también hay algo que coincide con mi Ramón y el de Mzalex Mind. Ha sido un ejercicio bastante interesante el de este mes. ¡Genial relato! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! leí los relatos y tenes razón, este ejercicio saco cosas muy interesantes.

      Eliminar
  2. Me gusta el tonillo psicópata del relato. Eso sí, no espero encontrarme nunca con nadie así.

    Un saludo
    Antonio V. García.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bueno que te haya gustado. A mi tampoco me gustaría encontrarme a alguien así.

      Saludos

      Eliminar
  3. Nada más leerlo me he puesto en tensión, aunque al principio no sabía por dónde saldría el relato. Con estos personajes hemos coincido un poco con las ideas. Me ha gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado. Saludos.

      Eliminar
  4. ¡Tremendo! se me puso la piel de gallina, realmente muy bueno.
    Me gustó como manejaste el misterio al principio, y cuando estalló la bomba me quedé boquiabierta. Honestamente, increíble.

    Muy enfermizo y retorcido, me encanta.

    besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Queria hacer un amor retorcido, que bueno que te haya gustado.

      Eliminar